Retrato-portada

Amor al arte

Al pensar un título para esta entrada no se me ocurrió otro mejor. Desde niña siempre tuve una gran necesidad de hacer actividades artísticas y muchos de mis recuerdos felices están vinculados al arte de una u otra forma. Me encantan la pintura, la escultura, la música (es raro no oírme cantar), el teatro, el cine y, por supuesto la fotografía. No soy una experta en ninguna de esas ramas pero cuando algo me inspira, me transmite, me aporta sensaciones, me hace sentir… entonces pasa la “lista de cosas artísticas que amo y admiro”. Y en esa lista está el trabajo de Marga Lama, la gran fotógrafa que se encuentra al otro lado del Objetivo de Petit Foto. Conocí su trabajo gracias a mi maravillosa amiga Carmen, del blog La Gallina Pintadita, que enriquece mi vida desde que la conozco. Desde entonces me declaro una fan incondicional de Marga, como artista y como persona.

Ver su trabajo es poder sentir a través de una mirada, oler la sal marina de los niños que juegan en la playa o emocionarte con el cariño de una madre que logra traspasar la fotografía. Como dijo Albert Einstein, “el arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo”, y Marga Lama lo consigue con gran maestría.

Lo mejor de esta entrada es que por fin, después de varios meses, os enseño el retrato que hice de una de las preciosas fotos de Marga. En concreto de su hija Olivia. Cuando hablamos de hacer este retrato, Marga me dio total libertad para elegir la foto de Olivia que quería plasmar. La verdad es que me costó decidirme hasta que vi esta foto, que se ha convertido en una de mis favoritas.

Petit-Foto

La luz, el contraste, el color, la mirada, la ternura. En esta foto me gusta todo. Me pareció una gran responsabilidad hacer un retrato de esta imagen. ¿Estaría a la altura? ¿Podría captar con mi lápiz algo de lo que trasmite esta imagen? Lo que tuve claro desde el principio es que quería un dibujo de líneas sencillas.

Retrato-lapiz

Si os dijo la verdad, hasta que no comencé con el color no tuve la sensación de que fuera realmente ella. Muchas veces hago muchos bocetos y dibujos que acaban en el olvido porque no me termina de gustar el resultado.

Retrato-acuarela

Ojos-retrato

 

Éste es el resultado final del retrato. Lo mejor de todo fue que Olivia, cuando se lo dieron, enseguida se reconoció y le gustó mucho. Y esas son las cosas que al final más me emocionan. Espero que os haya gustado.

Retrato-terminado

No Comments

Post a Comment